Lo natural es el amor


Soñé que estaba en algún lugar de la China, y que estaba con una niña. La niña tendría unos 6 años pero parecía más pequeñita. Era de rasgos chinitos, con media melena negra y lisa y estaba triste y preocupada aunque era niña y eso no le impedía trastear, reír y jugar. En el sueño estábamos en los espacios subterráneos de lo que parecía una red de metro y yo tenía la misión de llevar a la niña a su casa. Sabía qué metro coger pero no encontraba el camino. También, en el sueño, debía saber chino porque hablaba con los encargados que me ofrecían descuentos en los billetes y un reloj. Bueno, aparte de la vivencia extraña de los detalles tan claros de la aventura soñada, lo que realmente me mantiene en dulce perplejidad es que a la niña la amaba. Pero no solo en el sueño. Y es aquí donde entra la mirada…A la mañana siguiente recordaba el sueño, el metro, los chinos y a la niña soñada. Y para mi sorpresa, del corazón brotaba un amor tan real como si la niña fuera mi hermana.

No importa que la niña sea fruto de la nada. Tanto creemos que el amor depende de la cosa amada. Y sin embargo, que claro me lo presentas, querida, amada mirada. El objeto del amor es quizás lo que desobtura la naturarelza de mi alma que es Amor sin excepciones, que hasta en sueños me llama.

¡Feliz Ahora!

Anuncios
Etiquetado ,

Un pensamiento en “Lo natural es el amor

  1. ikibcn dice:

    Qué interesante “estaba triste y preocupada aunque era niña y eso no le impedía trastear, reír y jugar”. Me da mucho que pensar… Gracias!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: