(II) Yo soy esto… Yo soy… Ser

IMG_5509“Sólo tiene que estarse quieto y ensimismarse* en el silencio. ¿Por qué no lo hace?”

Sri Ramana Maharshi
Cuando el anhelo de Verdad se hace oír, -sea porque pega un grito, sea porque no para de insistir-, llega un momento en que la mente se calza las botas y cogiendo el bastón, sale de lo conocido y empieza a caminar.
En el camino, la mente no para de hablar. Explica todo lo que busca, todo lo que encuentra y también lo que no encuentra y quiere encontrar y, sin darnos cuenta, así sigue su actividad incesante como ha hecho siempre. Ella no se da cuenta, pero lo único que ha cambiado desde que empezó a caminar en pos de la Verdad, es el contenido de su movimiento constante.
¡La mente es una fabrica de pensamientos que nunca hace vacaciones!
La mente indaga y elabora sus encuentros y desencuentros, pero un día, detrás de todos los encuentros y desencuentros, la mirada secreta que le ha ido alumbrando, le pregunta “¿a quién le pasa esto?”. Antes siquiera de respirar, la mente asegura sin la más mínima duda: “Me pasa a mí”.
Pero la dulce mirada secreta no se conforma más que con la Verdad, así que insiste:
-¿Y quién es ese “mí”?-
-Ese “mí” ¡soy yo!- algo irritada, la mente se muestra sorprendida de que la mirada secreta, tan sabia que parece, haga una pregunta tan tonta de respuesta tan evidente.
Pero la mirada no se rinde (la mirada secreta no se rinde nunca jamás porque nunca está en guerra). Y vuelve, con paciencia infinita, a preguntar a la mente:
-Y ¿quién es este “yo”?
Frente a semejante acoso, la mente se pone muy nerviosa. No encuentra la respuesta y en vez de callar, contesta airosa a la mirada:
-Ufff. ¡Que pesada eres!- Se gira, tan ufana ella y sigue con su actividad incesante. Y, ¿sabéis por qué? Porque
la mente nunca hallará la respuesta.
La mente pide a la mirada secreta que la ilumine. La mirada, que no sabe hacer otra cosa que iluminar, así lo hace. Pero por este Camino de Verdad, la mente no quiere andar. Sabe que por este Camino de Verdad ella no puede pasar.
La mente camina y camina hasta que llega al Umbral de la Verdad. Allí, la mirada lumínica que secretamente le ha acompañado siempre, le hace la pregunta
¿Quién eres?
Hasta aquí puede ir la mente. Ni un paso más.
En el Umbral de Verdad, el único caminante que puede pasar es el Silencio.

Esto es lo que piensa la mente: Yo soy esto

Esto es lo que siente el corazón: Yo soy

Eshhhhhto…..eshhh……shhhh……shhhhhh……..Ser

*ensimismarse: en·si·mismo·ser: Ser en Sí mismo

¡Feliz Ahora!

Anuncios

4 pensamientos en “(II) Yo soy esto… Yo soy… Ser

  1. Maria A. dice:

    Un post Precioso!!una JOYA
    impregnada de Silencio..
    gracias

  2. Polvo de estrellas ✨ dice:

    Ahora lo veo…! Un mes después;)

  3. evaledesma1 dice:

    Molt bonic expresado..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: