La pieza y el rompecabezas

… “no sé” es la única afirmación verdadera que puede hacer la mente

Sri Nisargadatta Maharaj

Deforestan para unir los campos en un único campo inmenso en el que podrán entrar las máquinas. Están cortando decenas de árboles. El rincón de la Ternura está siendo desnudado… Y ella me mira con esos ojillos llenos de luz y de alegría. No hay nada que decir. Me explica que no puede juzgarlo porque esa acción no está separada de la totalidad de los movimientos de la vida. Esos bosques que ahora serán campos no pueden separarse del resto del planeta, del resto del universo. Su mirada me dice que todo está en continuo cambio, que todo es impermanente, y que nadie puede saber porque acontecen los movimientos que conforman la vida…

Todo esto me dice su mirada. Y, desde su mirada, ve la mirada secreta

Siempre que juzgo es porque he separado.

La mente, -y por lo tanto “yo”- he creado artificialmente una pieza bien delimitada de Aquello que es indivisible… Pero, ¿por qué lo hago? Porque este “yo” se vive separado: de piel para adentro soy yo y de piel para afuera no… Y así construyo todo mi mundo…

…Nos separa todo lo que enriquece el lenguaje: los adjetivos, los adverbios, los pronombres… El lenguaje, fiel reflejo del pensamiento, no puede más que separar. De hecho, los pocos sabios que en el mundo han sido han tenido que recurrir a metáforas, parábolas, poesía, música, etc, para expresar el Uno, porque el lenguaje plano no puede más que apuntar al Uno, pero no puede describirlo. Y eso ocurre porque la mente no puede comprehender la Totalidad.

La Totalidad sólo puede ser evidenciada antes de que entren los pensamientos, en el silencio de la mente.

Cuando estudiamos, cuando los científicos estudian, siempre estudian algo bien acotado, aunque sea tan grande como el universo (ahora parece ser que el universo no está sólo sino que hay más de uno…). Estudiamos profundamente un objeto creyendo que así lo conoceremos bien. Pero en realidad es como estudiar la pieza de un rompecabezas ignorando el rompecabezas. O como estudiar un brochazo de un cuadro sin conocer el cuadro completo…

No sabemos cómo ha llegado a convertirse “eso” en una pieza y en muchos casos, ni siquiera sabemos que es un recorte. Creemos que es completa en si misma, que tiene todo el sentido tal cual, separada del resto. La mente ha recortado eso del resto, lo ha limitado a si mismo arbitrariamente.

Al crear los límites rígidos de algo, creamos una pieza, separándola de la Totalidad.

Pero la pieza es artificial, es un artificio mental porque la pieza sólo existe en relación a algo más. No existe por si sola. Por ejemplo, este “yo”.

Todo lo que nombramos ha sido antes conceptualizado de una forma concreta en nuestra mente. Empezando por el pronombre en primera persona. “Yo” no existiría tal como lo entiendo, si no existiera el “tú” y a la inversa.

Si miramos bien, quizá descubramos que todas las particularidades creadas por la mente existen en un “campo”, en un “espacio”. Ese “campo” es la totalidad, el rompecabezas completo, el cuadro y no es separable. Este “campo” lo único que Es en sí mismo, sin necesitar de otro elemento para ser.

Pero ese “campo”, ese rompecabezas, es más que la mente. La mente también está en ese “campo”. Por eso, la mente no lo puede conocer.

La mente estudia lo que puede, otros objetos que también están en ese espacio. Y a nivel práctico, es útil. De hecho, es muy útil. Pero sólo a ese nivel de relaciones. Sin embargo, el estudio del recorte es validado como una verdad absoluta.

Cuando la mente absolutiza los conocimientos que extrae de la pieza, deja de ser inteligente.

Eso es lo que se ve tan claro en medicina. Cada vez hay especialidades más acotadas. El experto en pulmón conoce muy bien el pulmón pero no ve a la persona -al cuerpo, a la mente/emociones-. Y la persona es el “campo” del pulmón y afecta al pulmón en todo. Parece que contra más especialista es uno más sabe, pero ¿es así?

La mirada secreta no puede juzgar, solo mira:

Quizá si no viviéramos dando realidad a la mente pensante, no habrían piezas.

Quizá si viviéramos dando realidad al rompecabezas, encajarían todas las piezas que la mente crea.

Quizá…

¡Feliz Ahora!

Anuncios
Etiquetado , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: