El viento y la mirada

No es la cometa que vuela, es el viento.

Edgar Faure

 

 

Hoy sopla el viento y todo vibra con vida renovada.

¡Es tan misterioso!

Yo no sé de donde viene ni sé a donde va.

 

Lo mira la mirada sin pensarlo y lo ve bello, aún sabiendo que nunca lo he visto ni lo veré jamás.

Y su sonido, a veces musical y otras atronador…

 

¡Qué poderoso que es!

Puede acariciar un pétalo y puede destrozar todo lo que encuentra.

 

Cuando así lo quiere, el viento se cuela por las rendijas invisibles de la casa y todo lo que en ella encuentra, de ligero y de sutíl, se estremece a su contacto.

 

Lo inerme cobra vida, como si vida propia tuviera:

En el campo bailan las hierbas al compás de su paso y las ramas de los arboles se inclinan reverenciándolo. En el cielo viajan las nubes a caballo de su aliento. Y en la costa pare el viento oleajes y los más soberbios vuelos.

 

Si nada encontrara a su paso, si no contactara con nada, ¿sabría alguien quién es el viento?

Si nada encontrara a su paso no se vería, ni se oiría, ni su poder se conocería.

Si nada encontrara a su paso, del silencio no se diferenciaría.

 

Porque el viento es silencioso. Es silencio en movimiento. Invisible, transparente, poderoso. No tiene forma alguna, ni límites reconocibles. No tiene olor ni gusto propio. No puede tocarse ni atraparse.

Por eso las pobres mentes sólo pueden conocerlo por su efecto.

 

Y en el viento, la mirada secreta ve.

Ve lo que intuye de Aquello

que se cuela por las rendijas invisibles de su pupila y todo lo que allí encuentra de ligero y de sutíl, lo hace vibrar en secreto.

Y en secreto vibra, respondiendo, la mirada enamorada.

Y cuando nada encuentra, entonces en Su silencio

se disuelve la mirada.

 

¡Feliz Ahora!

Anuncios
Etiquetado , ,

2 pensamientos en “El viento y la mirada

  1. Alberto dice:

    Seamos como el viento que todo lo abraza sin perdurar en nada
    Volemos como el viento que todo lo alcanza sin llegar a meta

  2. Antonio dice:

    Tan inasible es el viento como si el ojo pudiera mirarse a si mismo….Como aquel pez que buscaba el océano

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: