¡Oh Llama de amor viva!

Se tú una luz

Consuelo Martín

 

 

¿Conocéis el mito de Prometeo? Prometeo era un titán (un poderoso dios de la edad de oro :) que se hizo famoso por robar el fuego a los nuevos dioses del Olimpo para dárselo a los hombres para su salvación y evolución.

Este es el mito que engendró en la antigua Grecia el símbolo de la llama olímpica, la llama eterna que más tarde sería portada en cada nueva edición de los juegos, desde Olympia a la sede olímpica de esa edición.

¿Sabéis como portan el fuego los corredores olímpicos y como se lo pasan de unos a otros? Lo hacen encendiendo la antorcha del relevo con su propia antorcha. Y así el fuego que llega a la sede olímpica es el mismo fuego que salió de Olympia, aunque haya pasado por muchas manos.

La antorcha que ha pasado el fuego puede ser que se apague. Pero imaginaos que no la apagaran, que cada relevo mantuviera encendida su antorcha eternamente

Pues bien, este fin de semana la mirada secreta ha brillado como un sol. Y ha sido así porque cuando la mirada secreta, portadora de un vislumbre de la Verdad, entra en contacto con la mirada limpia reflejada en otros ojos, enciende en esa mirada pura, su propia llama de amor viva (querido Juan de la Cruz), que a su vez fue dada por otra mirada secreta.

Los ojos que encuentra frente así, llenitos de una mirada que anhela y ama la Verdad, son encendidos al contacto de la mirada secreta. Y a su vez esta nueva mirada secreta quizá pase su llama de amor viva a otros ojos anhelantes. Y así la mirada se expande y se expande y se expande… hasta el infinito.

Y lo único que resta es el puro agradecimiento y la paz profunda de saberse en el lugar exacto donde uno tiene que estar.

Agradecimiento y paz. Y la mirada brillando. La mirada que ve la luz que de todos, en todos y para todos los seres, es.

¿Quieren tus ojos ser portadores de la mirada secreta? Ama, ama con toda tu capacidad la Verdad y sé portador de la llama…

Hoy,

gracias gracias gracias

 

 

Anuncios
Etiquetado , , ,

3 pensamientos en “¡Oh Llama de amor viva!

  1. Alberto dice:

    Entonces, según veo, ¿somos algo así como un anhelo o vacío altamente inflamable que se enciende en llama de amor viva cuando entra en contacto directo con la realidad?

    • El anhelo es la llamada de la Realidad. La Realidad despierta el amor hacia ella. Por amor vamos hacia la realidad y aquello que vamos intuyendo va inflamando nuestro amor. La llama es el amor que crece a los vislumbres de la realidad. La pregunta ¿eso, ese anhelo soy yo? no la podemos contestar con la mente, porque la mente nada sabe de esto. La podemos contemplar en el silencio mental… Gracias por investigar

  2. Maricarmen dice:

    Gracias por la GRATITUD COMPARTIDA y la capacidad de mirar y ser mirada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: