La Mirada sobre la vida y la muerte

Despierta y mira. Acabas de nacer a un mundo nuevo

La Mirada Secreta

 

 

Esta mañana he salido a caminar por una playa que amanece solitaria y dulce a los primeros rayos de sol.

Las olas iban acariciando mis pies en su último viaje. Y en estas, me he pillado pensando que me daban un beso antes de morir -es muy fácil sentirse poeta a esas horas y al lado del mar…- Me he encontrado observando que la muerte de una ola iba inevitablemente seguida por la aparición de otra que también moriría –la Mirada Secreta siempre está preparada para tomar el mando cuando la mente queda silenciosa, a merced de sus riendas invisibles-.

He seguido “mirando”, sin pensar. Y entonces he visto que lo que yo llamaba “morir” era, en realidad, sólo un movimiento, un cambio de forma. Y que, de hecho, nada de lo que es la ola muere en sí . Sólo muere la forma que tenía. Y aún más: lo que permanece de la ola ya deshecha, sirve para formar la siguiente ola.

Investigando la muerte de la ola, tal como hace la Mirada -que solo mira con atención intensa y pasiva-, he recordado la ley física de conservación de la energía que dice: “la materia no se crea ni se destruye, sólo se transforma”. Movimiento. Movimiento eterno. ¡Eso es! ¡Eso es la Vida!

La vida es movimiento.

Nada que esté vivo está quieto. Y los seres humanos llamamos muerte a lo que, aparentemente, está quieto… Sin embargo, ¿de dónde sale el movimiento sino de la Quietud?

La Mirada me enseña que lo que realmente muere es la forma que ha adoptado la vida, pero no la Vida. Y que la muerte no es lo contrapuesto a la vida, sino que es parte de la vida, esencial para su conservación.

Muere la forma y surge otra, en un devenir eterno.

Muere una ola y surge otra. El mar permanece. El mar es la esencia de la ola. La esencia es eterna. Y es lo que permite nuevas formas.

Entonces me he dado cuenta de nuevo, que no había una sóla ola que fuera idéntica a la anterior. Millones de millones de olas y todas diferentes…

Y el sonido. He abierto los oídos tratando de escuchar con mucha atención el ruido de las olas. Y tampoco habían dos olas que al deshacerse en la orilla sonaran igual.

Entonces me he sentado en la arena. He cogido un puñadito en mi mano. Y he mirado atentamente cada grano. Y ¿sabes qué? No había un granito igual a otro. Todos eran diferentes.

He levantado la mirada al cielo. Había nubes. Todas eran diferentes.

He recordado otras veces en que había mirado plenamente las hojas de un árbol, los pétalos de una flor. Siempre, cada forma es diferente a otra. No hay dos formas iguales. La fuerza de la creación escapa a la capacidad de mi mente mecánica, pero no escapa a la Mirada Secreta.

Así que, con los rayitos de un San Juan que ya asoma, la Mirada me ha llenado de alegría nueva, de gratitud nueva, de asombro nuevo, cuando ha puesto ante mis ojos atónitos la verdad de la vida y de la muerte…

La vida es movimiento y es nueva a cada instante. Jamás repite

La muerte es la transformación de la forma.

Sin palabras. Buena señal :)

Feliz Ahora Siempre Nuevo!!!

 

Anuncios
Etiquetado , , , , , , ,

2 pensamientos en “La Mirada sobre la vida y la muerte

  1. ikibcn dice:

    “La” Vida es una?
    Como “El” mar, “El” cielo, “El” riñón?
    Como “La” mirada?

    O_O Fuerte, no?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: