Sobre el amor y la comprensión

Seamos maestros de nuestra mente y discípulos de nuestro corazón”

Jaime Jaramillo

“Papá Jaime”

Hace unos años, una voz sabia me dio el que sería uno de los consejos más importantes que he recibido en lo que llevo de vida. Me dijo: “hasta ahora has utilizado la sabiduría de tu mente y la fuerza de tu corazón. Ahora ha llegado el momento en que inviertas tu caminar. Utiliza a partir de ahora la sabiduría de tu corazón y la fuerza de tu mente”

A pesar de que realmente mi mente no entendió lo que aquel sabio le decía, mi corazón sí.

Desde entonces han sido incontables las veces que he oído, leído, experimentado la doble fuerza que, inseparablemente, nos acompaña a lo largo de la vida: el amor y la comprensión.

Y observando la vida de cualquier ser humano puedo decir que

en un principio siento que no tengo el amor y la comprensión que necesito y eso me hace sufrir.

Su falta es la causa de todo conflicto.

Más adelante, empiezo a buscar, a reclamar y a exigir a los que me rodean y al mundo que me den ese amor y comprensión que me faltan para vivir feliz y en armonía. Y eso me hace sufrir todavía más, porque por mucho que me den, nunca parece ser suficiente.

Vivo en un estado permanente de carencia…

Su búsqueda exterior acrecienta el conflicto.

Más adelante, si en mi camino está avanzar, quizá desengañado del mundo y de las personas, empiezo a buscarlo dentro de mi. Ya no quiero tenerlo, sino que quiero sentirlo. Y ese cambio de rumbo empieza a facilitar que me sienta en paz con el mundo.

Su búsqueda interior disuelve el conflicto.

Y si algún día encuentro el amor y la comprensión en mí, van a ir creciendo, creciendo hasta que este “yo” que sufría, pedía y buscaba deje de existir…

Su encuentro disuelve al pequeño ego que sufría el conflicto y sólo queda el amor y la comprensión.

De nuevo la mirada secreta me deja vislumbrar que la sabiduría del amor y la fuerza de la comprensión es todo lo que necesitamos y que ambos tienen su origen en nosotros mismos.

¡Feliz Ahora!

 

 

Anuncios
Etiquetado , , , , ,

4 pensamientos en “Sobre el amor y la comprensión

  1. Anna dice:

    Veo a ambos conceptos como indisolubles. Y más aún si es el corazón el que guia…
    Un ejemplo podría ser…. el “amor de madre”?
    Es muy bonito y sabio!
    Gracias!

  2. Alberto dice:

    Cuando camino un paso sigue a otro de forma natural, no pensada. El amor y la comprensión son los pasos que acontecen en el camino cuando lo ilumina la Mirada.
    Buen camino.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: